CUIDARSE PARA PODER CUIDAR

En muchas ocasiones nos vemos obligados a mantenernos al cuidado de una persona dependiente, ya sea porque es nuestro familiar o porque simplemente, queremos hacerlo. Cuando estas personas se ponen enfermas, dedicamos las 24 horas del día a estar a su disposición, ya que por sí solas, ellas no se pueden cuidar. Sin embargo, desatendemos nuestras necesidades diarias, ya que creemos que ellos lo necesitan más, pero desde Adhis Ayuda a Domicilio de Madrid te queremos aconsejar que antes de poder cuidar a una persona, debes cuidarte a ti mismo. Por ello te vamos a dar una serie de pautas para que puedas llevar a cabo ese trabajo lo mejor posible sin perjudicar tu salud. A veces nos vemos capaces de realizar cualquier actividad que tiene que ver con el cuidado de dependientes, sin embargo, la carga tanto física como mental hace que no podamos atenderlos tan bien como nos gustaría. Por ello debemos seguir algunos consejos: 1. Descansar: Aquí entra en juego las horas de sueño y descanso que debemos hacer cada día. No vale simplemente con meterse en la cama, sino que debemos dormir bien, sin preocupaciones y sin pensamientos que nos quiten el sueño. Si descansamos entre 7 y 8 horas diarias, dormimos una pequeña siesta y hacemos descansos de 5 o 10 minutos cada cierto tiempo, tendremos la energía suficiente para poder aguantar durante todo el día. 2. Alimentarse bien: Al igual que aconsejamos a los demás llevar a cabo una buena alimentación, se hace imprescindible que nosotros también tomemos en cuenta la regla. Realizar al día 5 comidas variadas, en las que se incluyen todos los nutrientes necesarios, incluidas frutas y verduras nos ayudará a realizar una buena digestión y mantenernos activos el tiempo necesario. 3. Hacer deporte: El deporte nos ayudara a despejar la mente y proporcionarle a nuestro cuerpo una vitalidad que hará que podamos descargar tensiones. Debemos sacar tiempo para, por lo menos, andar durante 30 minutos al día. 4. Compartir los cuidados del dependiente con otra persona: El cuidado de una persona mayor no puede recaer únicamente sobre uno solo, sino que debemos ayudarnos de familiares, ayudas sociales o personas voluntarias. Debemos tener en cuenta que no todas las personas realizan los cuidados de la misma manera. Muchas veces nos encontramos con personas mayores que solo quieren ser cuidadas por sus hijos o por personas concretas. Ante esto, debemos intentar explicarles que el peso mental y físico del cuidado debe ser compartido, para que el servicio pueda ser mejor. Desde Adhis Ayuda a Domicilio esperamos que te hayan servido estos consejos, y recuerda que para poder cuidar la salud de alguien, la tuya debe estar perfecta.

logo-ayuda

Teléfono: 91 404 32 87

Personal de hogar
Procedimiento para contratar el servicio
Tarifas
Formación